Lavado de Oídos

Generalidades:

  • El cerumen esta formado por sebo, restos de vellos y descamación epitelial.
  • El cerumen en los conductos auditivos es producido como un mecanismo protector contra el  polvo y otros que pudieran introducirse, provocando problemas a nivel local o en la membrana timpánica.
  • La oclusión total de los conductos auditivos por cerumen puede producir: Hipoacusia (escucha poco), vértigo (mareos), tinitus (escuchar sonidos), dolor de oídos, entre otros.
  • En la mayoría de los casos las personas buscando limpieza utilizan elementos como: aplicadores, fósforos entre otros para extraer el cerumen, logrando introducir más cera e impactarla en la profundidad del oído. Siendo así en la mayoría de los casos, las mismas personas las responsables de que se forme el taco de cera.

 

Recomendaciones al paciente:

  • Para limpiarse los oídos, lo único que se recomienda introducir en el conducto auditivo, es una servilleta colocada en su dedo meñique, con el fin de no causar trauma sobre el conducto o la membrana timpánica.
  • El día del procedimiento debe venir acompañado por otra persona.

 

Procedimiento:

  • El  lavado de oídos consiste en la irrigación del oído con solución salina a una temperatura de 37 C, que es la temperatura corporal, para evitar el vértigo que se pudiera producir y ayudar a que el topón de cera se logre des impactar más fácilmente.
  • Se utiliza una jeringa especial de gran capacidad y un intracar de calibre grueso atraumático ya que el chorro tiene que tener una potencia suficiente para des impactar el tapón.
  • En algunas ocasiones los tapones son tan compactos que se hace necesario el uso por parte del doctor de otros objetos como; pinza lagarto, extractor de cerumen, entre otros.
  • En la clínica de Urgencias de Pérez Zeledón realizamos (Médico-Enfermera) éste procedimiento por el precio de 37.000 colones (ambos oídos).

 

Licda. Geily Abarca Hidalgo
Enfermera Jefe, Clínica de Urgencias P. Z.